?>

Las grandes pantallas de LED revolucionan los mercados

Es imposible salir a la calle y no delitarse con esos enormes carteles de LED en los que se incluye todo tipo de publicidad relevante para el consumidor. Además, se adapta a la perfección a todo tipo de negocio, por lo que sus administradores lo pueden utilizar para incrementar las ventas. Sin embargo, no solo se utilizan para publicidad, también se pueden ofrecer datos relativos a la humedad relativa, al tiempo que va a hacer, o a cualquier otras funciones. Podemos encontrar pantallas con funciones de temperatura (que la marcarían con la misma efectividad que lo harían los termómetros digitales online que podamos llegar a comprar en la red), así como toda una gran variedad de funciones diferentes. Lo único que tenemos que hacer es echar un vistazo a todos los modelos para encontrar aquellos que se adapten a las funciones que queremos conseguir.

Una de las grandes ventajas de estas pantallas es la difusión; el ser tan grandes, podemos mostrar lo que queramos  a sabiendas de que al usuario le va a interesar. Suponen el método de publicidad definitivo. Además, no se nos puede olvidar que son muy fáciles de utilizar; cualquier persona, independientemente de sus conocimientos informáticos, tan solo va a tener que seguir unas simples instrucciones y se dará cuenta de lo fácil que es cargar nuevo contenido, modificar el que ya existe, o elegir los diferentes dispositivos con el objetivo de reproducirlo en dónde le venga en gana.

Suponen un estupendo avance en base a la publicidad física: si hay un error en la publicidad, lo podemos cambiar de inmediato, no afectaremos tan drásticamente al medio ambiente teniendo que imprimir tanto papel y, al ser de tecnología LED, dispone de un consumo tan reducido que, aunque lo tengamos puesto durante mucho tiempo, podemos estar completamente seguros de que no va a consumir mucho a fin de mes.

Por todas esas razones, es una tecnología de futuro.