?>

Por qué gasta menos electricidad una bombilla de bajo consumo?

Tiempo ha pasado desde que Edison inventará la bombilla, sin embargo hasta hace pocos días ha sido la fuente principal de iluminación en nuestro planeta y probablemente aún lo siga siendo.

¿Nunca te has preguntado por qué se calienta tanto un bombilla normal? Cuando encendemos la luz la electricidad pasa por un filamento de metal (Tungsteno).

Por efecto Joule el filamento se calienta tanto que acaba por ponerse incandescente, es decir, la luz de la bombilla es un efecto causado por las altas temperaturas que alcanza.

El 98% de la energía consumida está dedicada a calentarse y el 2% a producir luz, o dicho de otro modo, es una pequeña estufa que emite luz.

Las bombillas de bajo consumo utilizan un procedimiento diferente. Están repletas de un gas que al pasar la corriente se ioniza y genera luz ultravioleta. La parte interior de la bombilla está pintada con una capa fluorescente y al impactar la luz ultravioleta se transforma en luz visible.

Con este sistema se aprovecha el 10% en lugar del 2%. Una cifra significativamente mejor pero mejorable, teniendo en cuenta que aún estamos desperdiciando el 90% de la energía.