?>

Tipos de iluminación

Tenemos tres tipos de iluminación: por una parte tenemos la “luz principal”. Para poder suavizarla un poco se suele utilizar lo que se conoce como difusores. De esta forma se eliminan o difuminan las sombras y los brillos se acentúan.
Por otra parte tenemos la “luz de relleno” que se encargará intentar eliminar todas aquellas zonas oscuras que puede estar creando la luz principal. Se suele utilizar una luz de rebote al lado del objeto a fotografiar para conseguir este efecto. (Si quieres saber mas y eres curioso sobre tipos de cosas te recomendamos esta web http://dondeycuanto.com/tipos-de/)
Por último tenemos la luz de fondo que apunta directamente al objetivo a encuadrar. Para conseguirla se suele utilizar algún accesorio adicional.

La técnica de una sola luz

Como ya nos podemos imaginar por el nombre, en esta técnica tan solo se utiliza una luz para conseguir el efecto deseado. En el caso de que el fondo sea oscuro se suele crear un efecto muy dramático que permitirá construir una estupenda historia alrededor de la fotografía.

Contraste entre dos luces de la misma intensidad

Este es otro recurso muy utilizado: normalmente se utiliza una luz en cada lado del objetivo a fotografiar. No se recomienda utilizar esta técnica para hacer un retrato ya que no se conseguirá que el rostro tenga la intensidad que se pretende, más bien puede llegar a ser algo plano.